Abr 26

    

     El estreñimiento (evacuación intestinal infrecuente o dificultad para la expulsión de las heces), los gases (problema en la que el abdomen se siente lleno, apretado y distendido, generalmente debido a un exceso de gases intestinales), el corte de digestión (súbita pérdida de conocimiento como consecuencia del repentino impacto con el agua fría) y la apendicitis (inflamación del apéndice), son las causas del dolor de tripa.

CAUSAS DEL DOLOR DE TRIPA

A) ESTREÑIMIENTO

     El estreñimiento se define cuando existe una evacuación intestinal infrecuente o una dificultad para la expulsión de las heces.

     La frecuencia es variable en cada persona y por ello se puede hablar de estreñimiento si se producen menos de tres evacuaciones intestinales por semana.

El estreñimiento produce:

• Heces duras
• Dolor en la evacuación
• Heces escasas
• Dolor en la espalda
• Fatiga y cansancio
• Dolores de cabeza
• Sensación de hinchazón abdominal

     El estreñimiento agudo puede aparecer en cualquier persona en un momento concreto por situaciones de cambios en los hábitos normales. Es muy frecuente en los cambios de alimentación, viajes, ciertos medicamentos, a veces por nerviosismo, o sin más por falta de rutina transitoria en la evacuación, y el embarazo.

     El estreñimiento crónico es un hábito persistente por meses o años, puede deberse a:

• Dieta inadecuada, con poca fibra y pocos líquidos.
• Sedentarismo
• Medicamentos (antiácidos, medicamentos de dolor, medicamentos psiquiátricos, o el uso crónico de un laxante puede disminuir el movimiento normal del intestino).
• Al efecto rebote del abuso de laxantes
• Retención frecuente y consciente del reflejo de defecar
• Edad avanzada
• Secundario a otras enfermedades
• Viajar o solo tener posibilidad de usar inodoros extraños

B) GASES

     Es un problema en la que el abdomen se siente lleno, apretado y distendido, generalmente debido a un exceso de gases intestinales.

     Los eructos, el meteorismo y la distensión abdominal por gas son problemas habituales de una parte de la población que resultan molestos pero no son nocivos para su salud.

     La mayoría de los casos se deben a aerofagia (tragar aire) inconsciente o a una sensibilidad exagerada a cantidades normales de gas en el abdomen.

     Debe intentar disminuir la cantidad de aire que traga y hacer pequeños cambios en su dieta para evitar o disminuir los alimentos que contienen más gas.

C) CORTE DE DIGESTION

     El corte de digestión ó síncope de hidrocución es la súbita pérdida de conocimiento como consecuencia del repentino impacto con el agua fría. Es el clásico síncope por zambullida, no demasiado frecuente aunque temible porque suele provocar el paro cardíaco y por tanto impone la realización del masaje cardíaco para la reanimación.

     Se considera que el síncope por hidrocución es una manifestación extrema del reflejo por inmersión, ese fenómeno que frena los latidos del corazón cada vez que se introduce la cabeza bajo el agua. Si este reflejo es muy brusco se llega a la parada del corazón.

PREVENCIÓN

     Para no sufrir este peligroso tipo de síncope es necesario evitar entrar en el agua:

• De forma súbita
• Después de una exposición prolongada al sol
• Con la digestión en curso
• Después de una intensa actividad física

     Es conveniente mojarse progresivamente el cuerpo antes de sumergirse.

     Los individuos de edad avanzada y con tendencia a una frecuencia cardíaca baja (vagotónicos) son las personas con mayor riesgo de sufrir síncopes por hidrocución.

D) APENDICITIS

     La apendicitis es la inflamación del apéndice, un órgano de función no conocida y aspecto de gusano o dedo que se encuentra en la unión entre el intestino delgado y grueso, en la zona inferior derecha del abdomen, cerca de la ingle.

     Las causas que la producen no están claras. A veces, se debe a una obstrucción del apéndice con restos de comida, pero en otras ocasiones está relacionada con infecciones digestivas.

     La apendicitis puede aparecer a cualquier edad, aunque es más frecuente entre los 10 y los 30 años. En estas personas los síntomas clásicos son dolor abdominal, vómitos y fiebre. El dolor suele iniciarse en el centro del abdomen, alrededor del ombligo, pero poco más tarde se desplaza hacia la región inferior derecha, más cerca del lugar donde se encuentra habitualmente el apéndice. Una vez que comienza el dolor, el niño con apendicitis suele tener algo de fiebre, pérdida de apetito, náuseas y vómitos, siendo frecuente que el dolor abdominal comience antes que estos últimos.

     A medida que la enfermedad avanza, el niño puede tener dolor al caminar, al moverse o al presionar esa zona del abdomen -aunque suele ser más intenso aún al dejar de ejercer presión- y tiende a quedarse quieto, con frecuencia tumbado sobre uno de los lados y con las piernas encogidas sobre el abdomen.

     En los niños más pequeños, en los que es menos frecuente la apendicitis, los síntomas pueden ser más difíciles de identificar, presentando, en ocasiones, sólo vómitos y el abdomen distendido.

          

Cortesía de www.sabervivir.es

escrito por Administrador


One Response to “Gases y tripa hinchada”

  1. 1. yolanda ha comentado:

    hola que tal? mi madre tiene cáncer de cervix en E111A a echo quimioterapia y radio pero últimamente aparte de tener muchas diarrea echa por la caca como si fueran tripas blanca dura y larga estoy preocupada de todos modos consultare al medico pero me gustaría que me ayudarais se pueden defecar las tripas ? no creo pero haber que me contáis un saludo gracias

Deja tu comentario